Micromachismos y cómo identificarlos

La sociedad en general a lo largo del tiempo ha adoptado formas de convivir que quizás no son las más idóneas, tal como ocurre en la forma en que algunos hombres se dirigen a las mujeres, a quienes le hacen comentarios sexuales o referentes a su físico, especialmente cuando están solas en la calle, lo cual las hace sentirse vulnerables, indefensas y hasta en peligro.

Actitudes como las mencionadas son las que se conocen popularmente como micromachismo, que no son más que gestos de machismo cotidiano, lo cual ocurre a menudo en la sociedad y hasta llegamos a justificarlo o  ignorarlo, como si no nos diéramos cuenta de que están ahí.

Pese a que los micromachismos no son algo nuevo, la adaptación de este concepto a las actitudes hostiles de los hombres hacia las mujeres sí lo es, por lo que dedicaremos este artículo a darte toda la información sobre este tema, además de indicar cómo puedes identificarlos con facilidad.

mujer oprimida

Anteriormente este tipo de situaciones no se veían en la sociedad, pero por el aumento que ha tenido, las mujeres utilizan el término del micromachismo para nombrar y contar situaciones que han vivido en ese sentido, y que quizás anteriormente no se discutían públicamente.

¿Qué es el micromachismo?

Ya te hemos comentado en general en qué consisten los micromachismos, pero en sí estos son aquellos comportamientos de los hombres hacia la mujer, los cuales son discriminatorios, y que por el carácter cotidiano que se le ha dado en la cultura, la mayoría de las veces pasan desapercibidos en la sociedad.

La primera vez que se utilizó el terminó micromachismo fue en 1991 por el psicólogo Luís Bonino Méndez, quien denunció las prácticas que otros expertos denominaron como violencia blanda, pequeñas tiranías y terrorismo íntimo.

Características que tienen los micromachismos

Para identificar los micromachismos es importante que conozcas las características que estos poseen, ya que muchas personas suelen confundir el micromachismo con el machismo, pero son dos cosas totalmente diferentes.

Cuando se habla de micromachismos se trata de la violencia invisible de un hombre hacia una mujer, la cual tiene un objetivo claro, y ese es dañar la identidad de ella, además de reafirmarse como un ser superior por su identidad masculina.

Las características destacadas de los micromachismos son dos:

Son sutiles

Estos son aceptados por la sociedad en general y hasta al menos la última década nunca habían sido cuestionados, ni siquiera llegaron a ser considerados como desigualdad con las mujeres.

Son poco visibles

Al no generarse una repercusión importante en las mujeres, no queda ningún tipo de prueba que sea evidencia de ellas y que puedan denotar un problema.

Tener comportamientos machistas no es de un género en específico, ya que esto proviene de la educación patriarcal que se ha dado en las sociedades modernas, y es precisamente eso lo que nos permite identificar algunos casos de micromachismos en la casa, en la calle y entre los amigos, como los que te mencionaremos a continuación:

Micromachismo en casa

Un ejemplo de micromachismo muy frecuente en casa, es cuando se dice que un hombre ayuda con las labores que se tienen que hacer, como si se tratara de un favor que le realiza a la mujer, ya que este no tiene la obligación de realizarlas.

En el mismo sentido también es un micromachismo el que se celebra cuando el hombre tiene algún tipo de participación en los quehaceres del hogar.

Otra forma de micromachismo en la casa es cuando se dice que el padre se quedará cuidado a los niños de niñera, una vez más afirmando que el cuidado de los hijos es una tarea exclusiva de las mujeres.

Micromachismo en la calle

Los micromachismos en la calle son más frecuentes que en cualquier lugar, comenzando por la realización de chistes sexistas que abundan en las conversaciones de los hombres, además de comentarle a una mujer que es guapa sin siquiera conocerla, o que en un restaurante se pida unas bebidas y se le entregue la bebida alcohólica al hombre por asumir que es para él.

Igualmente nos encontramos con otros micromachismos en la calle como que el cambiador de bebés se encuentra exclusivamente en el baño de las mujeres, asumiendo otra vez que es una tarea que deben hacer ellas y no los hombres.

Decirle a una mujer que tiene un aspecto poco femenino, preguntarle para cuándo tendrá hijos o el que tengan que esconder los tampones cuando van al baño a cambiarse, también son micromachismos que hay en la sociedad.

Micromachismo entre amigos

Cuando estamos con los amigos también se dan varios ejemplos de micromachismos, como cuando se realiza un comentario machista y todos los presentes se limitan a opinar, o cuando se le cuestiona a un hombre realizar alguna actividad que se considera para las mujeres.

Indicarle a una amiga que espere a que sea el hombre el que dé el primer paso en una relación y cuestionarlas por expresarse abiertamente sobre el sexo, son otros de los ejemplos del micromachismo entre los amigos.

Aunque los micromachismos se encuentren en el último nivel de la violencia de género, se tiene que trabajar por la erradicación de los mismos, ya que estos pueden ir aumentando de nivel y causando más daños hacia las mujeres, que hasta puede terminar con la muerte de alguna de ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.