Cómo cortar un Mango de forma fácil y rápida

Los mangos se caracterizan por estar entre las frutas tropicales más conocidas a nivel global, y es que aunque no se producen en todos los países, lo cierto es que han logrado cautivar a numerosas personas alrededor del mundo gracias a su excelente balance de sabores dulces y también un poco ácidos, apropiados para preparar jugos, dulces, batidos e incluso salsas.

Así, para gran parte de los amantes del mango, el poder pelar y cortar un mango con facilidad y en poco tiempo, se trata de un sueño, y es que cuando esta fruta llega a nuestros hogares, se vuelve realmente preciso disponer del conocimiento de ciertas habilidades y técnicas al momento de usar el cuchillo.

De esta forma, además de prevenir alguna sorpresa desagradable a causa de un posible accidente doméstico, será igualmente posible comenzar a sacarle el mayor provecho a esta exquisita fruta.

Por eso, a continuación estaremos explicando cómo cortar un mango de forma fácil y rápida.

¿De qué forma cortar mangos rápido y de manera simple?

Al querer disfrutar del exquisito sabor de un mango, sin importar como deseemos comerlo, es preciso comenzar por lavarlo  y secarlo para después poder cortarlo.

mango cortado

Ahora bien, considerando que el mango está entre las frutas que resultan más difícil pelar y cortar sin mancharse las manos, es apropiado conocer que hay diversas maneras de cortar un mango y además hacerlo con facilidad, pero hay que señalar que varias de ellas dependen directamente de qué tan madura se encuentre la fruta y el uso que deseemos darle.

De cualquier manera, únicamente requerimos de un cuchillo y una tabla para poder cortarlo, al igual que algo de creatividad. Hay que considerar, además, que esta fruta cuenta con un hueso (con forma alargada y chat) ubicado en el medio, el cual es preciso retirar al pelar el mango.

Dicho esto, a continuación explicamos la manera más sencilla y rápida de cortar un mago:

  • Aunque el mango suele tener un sabor similar al del melocotón, lo cierto es que posee tanto una forma como dimensiones distintas, lo cual causa que sea un poco difícil pelarlo sin sufrir algún accidente.
  • Por eso, para comenzar y asegurarnos de conseguir un buen resultado, tenemos que elegir un mango que esté maduro, dado que será considerablemente más sencillo pelarlo y después cortarlo.
  • Una vez que tengamos un mango maduro, tendremos que ubicarlo en posición vertical en la superficie de trabajo, es decir, sobre la tabla de cortar, la cual actuará como base para sujetar correctamente la fruta.
  • En este sentido, hay que señalar que al intentar hacerlos sobre alguna otra superficie que sea más lisa, es posible que termine resbalando y caiga al suelo.

 

  • Debemos asegurarnos que el tallo quede en la parte superior a fin de poder lograr el efecto deseado. Después, usando un cuchillo correctamente afilado, comenzaremos a realizar un corte en la parte de arriba de la concha del mango. Para esto, tenemos que utilizar una mano para sujetarlo y la otra para sostener el cuchillo con firmeza, ya que la concha de esta fruta posee cierta dureza que dificulta el poder cortarla.
  • Tendremos que cortar una delgada tira y poco a poco haremos tiras de arriba hacia abajo, logrando así que el mango permanezca fijo y, de forma gradual, iremos descubriendo su interior. Después de coger la técnica de este paso, podremos hacerlo con mayor rapidez.
  • Un consejo esencial consiste en realizar las tiras tan finas como sea posible, ya que de lo contrario terminaremos quitando mucha pulpa y, en consecuencia, desecharemos una buena parte del mango. Así, aunque comenzaremos con trozos más grandes, mientras vayamos descubriendo la técnica lograremos conseguir resultados más precisos.
  • En caso de no tener muchas habilidades con el cuchillo, también tenemos la opción de usar un pelador de verduras, el cual nos permita cortar todas las tiras con un tamaño parecido; así, lograremos ir un poco sobre seguro. Al terminar, será momento de disfrutar de esta exótica fruta y de la enorme variedad de alternativas que ofrece a la hora de comerla.

¿De qué manera saber si los mangos se encuentran en su punto?

Para ir terminando, resulta igualmente apropiado señalar que para poder conocer en qué momento los mangos se encuentran en su punto, solo será preciso meter esta deliciosa fruta en un poco de agua y ver lo que ocurre.

Si no se hunde significa que se encuentra verde, pero si lo hace quiere decir que se encuentra maduro, por lo que será posible disfrutar entonces no solo de su sabor u olor, sino también de los beneficios que puede ofrecer esta deliciosa fruta.

De la misma forma, resulta apropiado señalar que siempre que sea posible, lo más recomendable es elegir aquellos mangos que tengan un cultivo ecológico, a fin de evitar de esta forma los plaguicidas.

En caso de que el mango aun se encuentre verde al momento de comprarlo, lo mejor será dejarlo madurar poco a poco colocándolo dentro de la nevera (a aproximadamente 12°) hasta lograr que se ablande.

Asimismo, otra alternativa sería mantenerlo en un lugar a temperatura ambiente con el fin de que se madure con mayor rapidez, e incluso colocarlo en el interior de alguna bolsa de papel para apresurar su maduración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.