Diferencias entre cuidadoras internas y cuidadoras por horas

Las cuidadoras de personas mayores de Wayalia consisten en esas profesionales que se encargan de cubrir las necesidades específicas que puedan llegar a presentar los ancianos y/o personas dependientes, por lo que las funciones que llevan a cabo requieren de capacidades que una persona que no cuente con su experiencia no podría tener.

¿Qué diferencias existen entre las cuidadoras internas o por horas?

Suele ser muy común que muchas personas vivan solas, asimismo como hay familias que deben encargarse del cuidado de algún ser querido mayor, por lo que presentan la necesidad de buscar y contratar los servicios de una cuidadora que les ayude no solo con el cuidado del adulto mayor, sino también con las labores cotidianas del hogar.

En este sentido, existe la opción de contratar cuidadoras internas o por horas.

Cuidadoras internas

  • Las cuidadoras internas suelen distinguirse por ser aquellas que viven dentro de la vivienda de la persona que se encuentra bajo su cuidado. En este sentido, este tipo de cuidadoras por lo general viven en la casa en la que trabajan, siendo las familias quienes se encargan tanto de su manutención como de su alojamiento.
  • De igual manera, se puede mencionar que las cuidadoras internas destacan debido a su experiencia, ya que gran parte de ellas han llevado a cabo trabajos de interna de forma previa y solo deben ajustarse al nuevo domicilio y a las características del nuevo trabajo según las necesidades de cada persona que tengan que cuidar.

Cuidadora por horas

  • Por su parte, las cuidadoras por horas se caracterizan por ser profesionales cuya labor es requerida por las familias únicamente durante cierta cantidad de horas y en determinados días de la semana.
  • Apostar por contratar a esta clase de cuidadoras suele ser común en aquellos casos donde la persona que se encuentra bajo sus cuidados, es capaz de llevar a cabo la mayor parte de sus tareas y únicamente requiere de cierta asistencia, al igual que en esas ocasiones en las que las familias se encargan de proporcionar los cuidados necesarios a sus seres queridos, pero precisan de un poco de apoyo en situaciones específicas.
  • Las cuidadoras por horas, por lo general, trabajan entre 10-40 horas y comúnmente son un apoyo completo, constante y permanente podría llevarse a cabo al tener la ayuda de una cuidadora entre 25-30 horas.
  • Sin embargo, hay familias que requieren de una atención más personalizada y permanente a lo largo de las 24 horas del día. Aunque hay que señalar que de acuerdo a la ley, existen algunos mínimos de descanso, compuestos por 36 horas consecutivas de tiempo libre.
  • Asimismo, es preciso decir que esas 16 horas, por lo general, son compaginadas tanto por miembros de la propia familia como por alguna por otra cuidadora que ofrezca sus servicios por horas.

Tareas de las cuidadoras

Tanto las cuidadoras internas como las cuidadoras por horas desempeñan un trabajo que destaca por suponer una labor de confianza y responsabilidad, la cual exige tener no solo conocimientos específicos, sino también años de experiencia.

persona mayor paseando

En cualquier caso, las tareas que deben realizar ambos tipos de cuidadoras suelen ser las mismas, y entre ellas se encuentran las mencionadas a continuación:

  • Independientemente del tiempo por el cual se le contrate, las cuidadoras se encargan de atender cada una de las necesidades que presente la persona a su cargo.
  • Deben asear a la persona que cuidan y asegurarse que se mantenga limpia en todo momento para evitar rozaduras y/o la aparición de escaras en caso de tener que estar en cama por mucho tiempo.
  • También podrían hacerse cargo de su alimentación, e incluso realizar la limpieza del hogar.
  • Administran la medicación necesaria, y también controlan la tensión en caso de ser preciso.
  • Existen cuidadoras, internas y por horas, que tienen la capacidad de llevar a cabo análisis en caso de que la persona se encuentre inmovilizada en cama.
  • Pueden llevar a cabo terapias de rehabilitación y también cambiar la postura de las personas si se encuentran inmovilizadas.
  • Ofrecen compañía durante los traslados a aquellos lugares donde sea preciso, incluyendo citas médicas, etc.

Sin embargo, el trabajo de las cuidadoras internas presenta algunas variables, así por ejemplo, en ciertos casos, las ofertas para cuidadoras internas requieren que, aparte de su jornada laboral de trabajo efectivo (la cual está compuesta por 40 horas a la semana en jornada completa), se encuentren presentes a lo largo de ciertas horas conocidas como “de presencia”.

Las mismas (alrededor de 20 horas semanales) consisten en un tiempo en el cual, pese a no encontrarse trabajando, tienen que mantenerse disponibles en caso de que sea necesario llevar a cabo alguna tarea.

Además, reciben una remuneración aparte a la que ganan por las horas de trabajo efectivo, aunque podrían ser compensadas con tiempos de descanso equivalentes.

Salario

Aunque ambas cuidadoras poseen los mismos derechos laborales con relación a la jornada laboral, tiempos de descanso, etc., el salario de las cuidadoras interna no es igual que el de las cuidadoras por horas.

En este sentido, las cuidadoras por horas, al no regirse por el Salario Mínimo Interprofesional, el salario se encuentra establecido por sus horas de trabajo, ganando alrededor de 7,04 euros por hora.

Por lo que su salario es proporcionalmente mayor al que reciben las cuidadoras internas, dado que se busca incentivar esta clase de relación laboral, en compensación de los gastos de desplazamiento e intentando equilibrarlo frente al trabajo realizado por las cuidadoras internas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.