Riesgos de la Fecundación in Vitro

La técnica de reproducción asistida conocida como FIV (fecundacion in vitro), se trata de un procedimiento mediante el cual se une el óvulo de la mujer junto al espermatozoide del hombre dentro de un recipiente de laboratorio, a fin de poder transferirlo luego.

¿Es totalmente seguro?

Cabe decir que para una gran cantidad de parejas esta clase de tratamientos suelen ser la única vía por la cual logran un embarazo, ya que ha permitido que durante los últimos años nacieran miles de niños en mujeres que presentaban problemas de fertilidad.

No obstante y al igual que toda intervención médica supone ciertos riesgos, por lo que existe la probabilidad de que aquellas pacientes que decidan someterse a una FIV, presenten un riesgo mayor de presentar ciertas complicaciones tanto a lo largo del proceso como después de lograr el embarazo.

Principales riesgos de la FIV

Del mismo modo que cualquier procedimiento médico, como ya hemos mencionado, la FIV supone ciertos riesgos.

Dicho procedimiento cuenta con cinco etapas generales, como la estimulación ovárica, extracción de ovocitos, fertilización dentro del laboratorio, transferencia de embriones y prueba de embarazo, siendo seguidas por el embarazo y el parto cuando se logra el éxito.

fecundacion de ovulo

No obstante los mayores riesgos vinculados con la fecundación In Vitro suelen originarse tanto en la estimulación ovárica como en la transferencia de los embriones. Y aunque pueden presentarse diversos problemas, podemos decir que los principales riesgos de este tratamiento son los siguientes:

Síndrome de hiper-estimulación ovárica

Es posible que el inyectarse medicamentos como lo son la hormona gonadotropina menopaúsica humana, el citrato de clomifeno y/o la hormona luteinizante con el fin de promover la ovulación, permitan el desarrollo del síndrome de hiper-estimulación ovárica.

El mismo causa síntomas como inflamación y dolor abdominal, vómito y diarrea, los cuales normalmente duran unos siete días.

En pocos casos suelen aparecer síntomas un poco más intensos como pesadez al respirar y/o incremento del peso corporal. En cualquier caso hay que informar al médico de la presencia de dichos síntomas.

Cáncer ovárico

De igual manera utilizar medicamentos que promuevan la producción de óvulos podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de ovarios. Por lo que de acuerdo al criterio del especialista, la aplicación de citrato de clomifeno se limitará.

Embarazo múltiple

Una parte rutinaria en el procedimiento de FIV consiste en la transferencia de diversos embriones para lograr que por lo menos uno de ellos pueda implantarse. No obstante y en ciertos casos suele implantarse más de un embrión.

En estos casos el principal riesgo para la salud de las madres suele ser al momento del parto, mientras que para los bebés los riesgos más habituales se tratan de un parto prematuro y/o estar bajos peso e incluso que algunos de sus órganos vitales no estén totalmente formados.

Parto prematuro

De acuerdo con algunos centros de reproducción asistida, hay pruebas de que la fecundación In Vitro incrementa levemente, el riesgo de que los bebés nazcan de forma prematura y/o con un peso bajo.

Esto no solo es posible durante los embarazos múltiples, sino que además puede suceder durante los embarazos con un único embrión.

Complicaciones durante la extracción de ovocitos

Pocas veces la aguja de succión que se usa con el fin de extraer los ovocitos genera infección, sangrado e incluso daño a la vejiga, los intestinos o un vaso sanguíneo. Igualmente se presentan los riesgos asociados a la anestesia general.

Sangrado en el primer trimestre

Se trata de un fenómeno que se presenta en mayor frecuencia durante los embarazos logrados con FIV que en los naturales.

Pérdida de embarazo

Al llevar a cabo la fecundación in vitro con embriones frescos, es decir que no han pasado por el proceso de congelación y descongelación, la tasa de abortos involuntarios resulta equivalente al porcentaje común, entre un 15-20%.

No obstante y cuando se utilizan embriones congelados, los cuales si han pasado por dicho proceso, es posible que este riesgo aumento ligeramente.

Embarazo ectópico

Se conoce que aproximadamente un 2% de las mujeres que se someten a la fecundación in vitro sufren un embarazo ectópico y en el caso de esas pacientes que han presentado un embarazo ectópico, el riesgo suele ser más elevado.

Defectos congénitos

Se considera que la fecundación in vitro podría aumentar el riesgo de que los bebés presenten defectos de nacimiento, como pueden ser por ejemplo enfermedades del sistema digestivo, problemas cardiacos o paladar hendido (labio leporino).

No obstante hay que decir que no existe evidencia directa capaz de comprobar dichas teorías, por lo que para tener certeza es preciso esperar que se lleven a cabo más estudios acerca del tema.

Es preciso terminar mencionando que todo embarazo supone ciertos riesgos no solo para la madre, sino también para el bebé y si bien unos suelen ser más peligrosos que otros, lo cierto es que todos representan cierto nivel de riesgo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *